La empresa de gestión Pay Recall busca ayudar a sus clientes en cada uno de los pasos que le ayuden a mejorar en sus cuentas y poder así seguir compitiendo en un mercado cada día más completo y donde las pequeñas diferencias pueden marcar el futuro de cualquier empresa.

Uno de los servicios que se ofrecen desde la empresa es la gestión y auditoría de todo el proceso documental de todas las facturas y contratos existentes hasta ese momento. Con esto se pretende conseguir una mayor eficiencia dentro de la gestión de la propia empresa y alcanzar así una mejor tramitación de futuras inversiones. A la vez, se lleva a cabo un seguimiento completo de todos los albaranes, el seguimiento de la deuda contraída, si está existiera, y la integración del antiguo sistema de gestión en el propio de la empresa, asegurando así una mayor eficiencia y conocimiento de las posibilidades con las que contamos.

Al llevar toda esta gestión desde el momento de la firma de cualquiera de los contratos, hasta el final del mismo contrato, se puede trabajar también con la prevención de impagados. El primer paso para este trámite es la recepción por parte de nuestra oficina jurídica de los expedientes. Se examinará la deuda y se buscará una estrategia valorando si la propia deuda es viable.

En segundo termino se pasará a realizar la reclamación extrajudicial. Siempre es importante acabar con todos los trámites de la vía amistosa antes de pasar a la vía judicial. Como prevención de impagados es importante buscar soluciones pactadas ante la deuda contraída por parte del cliente. En caso de no poder llegar a ningún tipo de acuerdo, se pasará al último de los trámites, en este caso se buscará la reclamación judicial para conseguir el pago de dicha deuda. Durante este proceso, el cliente en cuestión será acompañado en todo momento y se le ayudará con toda la tramitación de la denuncia y durante todo el proceso judicial. Conseguir lo que es nuestro es siempre lo más importante.

Desde la empresa Pay Recall buscamos siempre la recuperación de la deuda como punto clave de todos nuestros trabajos y buscamos siempre recuperar el 100% de la misma. Solo en ese caso pasamos a cobrar nuestras tarifas, que se establecen cobrando un porcentaje del dinero recuperado. En el caso de no poder conseguir recuperar la deuda, nuestras gestiones no tendrán coste alguno para nuestros clientes. Ante cualquier duda que pueda surgir antes o durante el proceso, le ofrecemos un servicio de atención a nuestros clientes personalizado para poder solucionar cualquier conflicto o pregunta que surja y conseguir unos resultados más eficientes. Porque más vale prevenir que curar, no lo dude más y póngase en contacto con nosotros lo antes posible para poder disfrutar de nuestros servicios y poner al día sus cuentas para conseguir crecer como empresa con menos preocupaciones.