¿Por qué hay tantas dudas a la hora de enfrentarnos con empresas de recuperación de deuda? ¿Por qué tememos ser estafados o engañados?

En España no existe una legislación concreta que regule los límites y facultades de las empresas especializada en la recuperación de deuda. Esto ha hecho proliferar, en la última década, multitud de compañías y negocios de esta índole, la mayoría y por lo general sin la cualificación mínima.

Esta situación ha degenerado en una desconfianza por parte del deudor y una mala fama hacia el sector, erróneamente generalizada. Esto no solo perjudica a las empresas que quieren desempeñar su labor dentro de la legalidad, sino también a sus clientes puesto que se ven en la situación de la duda a la hora de confiar o no en la empresa de recobro.

Hace nueve años la Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobros impulsó la iniciativa de crear una regulación legislativa para legitimar de una vez por todas este tipo de negocios. Entre las propuestas se encuentran apartados tales como, no reclamar más dinero que el del importe o identificarse claramente y sin atribuirse otra identidad. Esto ha ayudado a identificar a las empresas que de verdad son profesionales y de confianza.

Pay Recall es una de ellas. Como herramienta principal emplean el acercamiento amistoso, gestionando así la deuda en tres pasos. El primero es la recepción de expedientes. Su departamento jurídico examinará cada deuda y estudiará, a su vez, la estrategia para proceder del modo más efectivo y adecuado posible. El segundo paso es la reclamación extrajudicial. Antes de llegar a la vía judicial, Pay Recall trata de agotar la vía amistosa, tratando de conseguir acuerdos de pago si es necesario. La versatilidad y facilidades que ofrece este acercamiento amistoso quita al deudor de preocupaciones y sobre todo le libera del tiempo que podría conllevar una reclamación judicial. Por último, si no ha surtido efecto esta vía amistosa, la empresa, si lo ve viable, procederá a su reclamación judicial.

¿Cómo previene los impagados? ¿Qué garantías da?

La empresa cuenta con un servicio especializado para el autónomo y la pequeña empresa. Para ello, realizan una escrupulosa auditoria y te asesoran en cada fase del proceso. También cuentan con un potente sistema de gestión estructurado y eficaz para minimizar riesgos y evitar reclamaciones judiciales por impago, puesto que conlleva un elevado coste por parte del deudor.

Esta empresa también ofrece una amplia gama de servicios en la intermediación y gestión de archivos NPL. Ayudan a acreedores y compradores a valorar porfolios y ofrecer soluciones para completar con éxito sus transacciones. Mediante su sistema el cliente tiene acceso a una amplia gama de inversores nacionales e internacionales, maximizando así, el valor de sus acciones.

Pay Recall aborda la tarea de la recuperación de deuda mediante el fomento de la buena voluntad por parte del deudor, empleando el acercamiento amistoso como herramienta principal; siempre desde el respeto y la cordialidad. Tampoco se debe olvidar que su función es la del recobro de deuda de una manera rápida, eficaz y con el menor coste posible.